BOLETÍN #92 LAS BALAS NO DEBEN DETENER EL MOVIMIENTO POR LA VIDA

 Inicio / Noticias / Boletines / BOLETÍN #92 LAS BALAS NO DEBEN DETENER EL MOVIMIENTO POR LA VIDA
 
LAS BALAS NO DEBEN DETENER EL MOVIMIENTO POR LA VIDA 

 

Cali despertó el martes con desalentadores titulares de prensa que dieron cuenta del fin de semana más violento de los primeros tres meses del 2018: en tres días se perdieron 19 vidas.

Aún con el sabor amargo de las malas noticias en la boca, cuando apenas algunos empezaban a salir del asombro por esa peste de violencia cíclica que permanece como una maldición sobre la ciudad, de nuevo corre la voz de otro lamentable suceso: un motociclista desenfundó un arma de fuego y disparó en seis ocasiones contra los jóvenes que participaban del bicipaseo que cada miércoles en la noche organizan colectivos que promueven la defensa del medio ambiente y el uso de la bicicleta como alternativa de movilidad.

Tras el aturdidor sonido de las balas, el cuerpo de un joven ciclista de 19 años se desplomó, sumándose minutos más tarde a las otras vidas que se van ante la mirada de los habitantes que ven cómo se cuentan los cadáveres al por mayor.

Cali se ha convertido en un “matadero”, en una carnicería donde el valor de la vida cada vez es más insignificante. La violencia se ensaña contra la ciudad y la ha empujado por un abismo que, por el momento, parece no encontrar piso; ni siquiera el “Plan fortaleza” de último momento detiene la caída en picada hacia ese profundo agujero negro de la muerte.  

Las autoridades han hecho presencia en puntos críticos de la ciudad, han realizado importantes capturas y golpes a la delincuencia, han desplegado operativos militares en zonas estigmatizadas. Sin embargo, a todas luces la realidad está demostrando que esos mecanismos de contingencia no están siendo lo suficientemente efectivos.  

No se trata de sacarle provecho político al dolor de las vidas que se pierden para enfilar críticas agudas en contra de las instituciones; lo que se hace necesario es gestar un movimiento ciudadano que sume voluntades, que no se canse de pedalear para proteger la vida y seguir avanzando a pesar del camino lleno de obstáculos que por momentos parece intransitable.

Frente a ello llamamos la atención respecto al mercado de armas legales e ilegales que persiste en la ciudad y que se vuelve cómplice en la perpetración de la mayor parte de los homicidios.

Enviamos este mensaje de solidaridad a la familia del joven asesinado y al movimiento de ciclistas; reciban este mensaje de ánimo para que nos encontremos entre vecinos y vecinas, saliendo al espacio público a reclamar el derecho a vivir bien y con dignidad.

Animamos a los procesos que trabajan por la defensa de la vida de las infancias, las mujeres, los jóvenes, los adultos mayores y ambientalistas a encontrarnos en el camino por la defensa de la vida y los derechos.

Cali cuida la vida, lucha contra el homicidio y las armas para vivir bien y con dignidad.

Observatorio de Realidades Sociales

Tel: 889 0562 Ext. 1010
Cel: 321 8047083

Acerca de nosotros

El Observatorio de Realidades Sociales es un servicio y un espacio de la Arquidiócesis de Cali para monitorear, interpretar, difundir e incidir en el conocimiento de las realidades sociales de la ciudad-región, con la perspectiva de acompañar a la ciudadanía en la construcción de alternativas de vida.

Nuestros Eventos

Contáctenos

 

  • Carrera 4a N°7-17
  • 8890562 Ext: 1010-1013 
  • observatoriorealidadessociales@arquicali.org